Conocí a Armando durante el Madrid Surf Film Festival, aquel día ofrecí una charla sobre los Juegos Olímpicos y el Surf (que puedes ver si pulsas en el hipervínculo anterior). Desde ese día hemos tenido la oportunidad de compartir algunas cervezas con las que poder transportarnos a diferentes picos desperdigados por el mundo sin movernos de la terraza del bar.

Hace unos días, me mandó la que esperemos sea su primera colaboración en Mareas Vivas.

¿El surf como deporte olímpico, a quién le interesa?

Cada cuatro años atletas de todas partes del mundo se reúnen para competir en diferentes disciplinas deportivas, como el lanzamiento de jabalina, el baloncesto, la lucha, etc. Algunos de los deportes que se practican en estos juegos cuadrienales tienen ligas profesionales bastante desarrolladas y populares a nivel mundial, en las cuales los deportistas profesionales compiten durante todo el año, como es el caso del fútbol. De la misma forma, existen otros deportes olímpicos con ligas profesionales mucho menos conocidas, y un ejemplo perfecto es el bádminton y su liga profesional en el UK.

Ahora bien, desde los 70’s ha habido un gran auge del surf y cada vez hay más personas en el agua, más eventos y competencias, mayor cantidad de multimedia, numerosas marcas de surf, turismo, y más y más información. Para seguir este momentum de crecimiento, luego de un gran esfuerzo por parte del International Surfing Association (ISA), el surf ha sido nombrado deporte olímpico para las Olimpiadas de Tokyo 2020.

No hace falta resaltar que el deseo de la ISA en impulsar el surf como deporte olímpico, va más allá de simplemente ser participes en este magno evento deportivo. Considero que existen numerosos intereses por parte de la ISA y del International Olympic Committee (IOC) para que el surf haya sido incluido en los juego de Tokyo 2020. Puntualmente comentaré como pienso que la ISA y la IOC han sido capaces de aumentar el valor de sus organizaciones en el mercado luego de este trato.

Apenas el surf puso un pié en las olimpiadas, su valor como deporte creció en el acto haciendo que empresas ajenas al surf, ahora estén dispuestas ha asociarse con este deporte joven y en crecimiento; tanto con los surfistas profesionales, como con las organizaciones que planifican los eventos. Quizá nos preguntamos, por qué una empresa ajena al mundo surf se interesaría en asociarse con este deporte? Para hacerlo sencillo veamos el caso de Samsung asociándose con la World Surfing League.

A principios de 2013 Paul Speaker comenzó como CEO de la Association of Surfing Professionals (ASP) [1]. Después en el 2014 Samsung empezó un acuerdo de con la ASP, en el cual la multinacional tecnológica patrocinó el tour mundial de surf [2]. Un año después en el 2015, la ASP cambia su nombre a World Surf League (WSL) [3], y Samsung extiende su contrato, en el cual ahora la gigante tecnológica patrocina el Samsung Galaxy Championship Tour, de la WSL. De esta forma Samsung consigue involucrarse dentro de los eventos de forma activa, y durante algunas de las paradas del tour la compañía tecnológica invita al publico a experimentar sus productos, como  por ejemplo a través de una experiencia de surf virtual [4]. Esto en el mundo de la gestión deportiva se llama activación, y es una estrategia en la que marca es capaz de relacionarse con nosotros a través de una actividad que nos gusta, y casi sin que demos cuenta. Ahora Samsung esta surfeando, viste?

Si Samsung ahora surfea, entonces la IOC también. Su decisión de agregar a las olimpiadas a deportes como el skateboarding, la escalada, y el surfing, viene sujeta a su necesidad de ser más relevantes para el publico joven. Si la IOC es más atractiva para los jóvenes entonces su alcance mercado y al publico incrementan, que a su vez les permite acceder a más y mejores contratos con sus patrocinadores.

A mi parecer las intenciones de la ISA y la IOC van por ese camino, ya que para que sus eventos sigan creciendo, estas organizaciones deportivas necesitan más apoyo tanto de entes gubernamentales, como de empresas privadas. Claro, aquí solamente estamos tocando la punta del iceberg, porque no podemos olvidar las misteriosas relaciones que están teniendo la ISA, la WSL y KS Wave Co… Un triángulo amoroso del que por ahora, dejaremos para otro artículo.

Así que supongo que estamos entrando en una era un poco rara y llena de intereses en el surf. Ya la industria no solo estará basada en vender tablas, boardshorts y gafas de sol. De aquí en adelante un movimiento nuevo empieza, en el que quizá dentro de poco compraremos entradas para ir a un parque de olas de en el medio Madrid, y nos olvidemos de la aventura de viajar a Namibia, para surfear Skelton Bay. Es esto lo que realmente queremos? Dejare esa pregunta en el aire, y mientras tanto, a seguir surfeando.

Referencias:

[1] http://www.bloomberg.com/features/2016-how-did-i-get-here/paul-speaker.html

[2] http://www.worldsurfleague.com/posts/28635/asp-announces-title-sponsorship-with-samsung-for-world-s-best-surfers

[3] http://www.worldsurfleague.com/posts/68172/asp-announces-world-surf-league-letter-from-ceo

[4] http://www.worldsurfleague.com/posts/118276/samsung-electronics-extends-world-surf-league-partnership-for-multi-year-term

[5] http://www.techtudo.com.br/noticias/noticia/2015/05/gabriel-medina-testa-gear-vr-no-wsl-oculos-smart-tem-experiencia-de-surf.html

 

Armando J. Abraham es un apasionado surfista y entrenador personal nacido en Puerto La Cruz, Venezuela. Como ciudadano del mundo su pasión por los deportes, el surf y la aventura lo han llevado a viajar y surfear en lugares increíbles como Nigeria, Sudáfrica, Ghana, y la República de Benin. Actualmente vive en Madrid, donde sigue descubriendo buenas olas por la costa europea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.