Mientras que en España aún estamos asistiendo al crecimiento de las plataformas que ofrecen alquiler de vehículo con conductor (Uber, Cabify) y los primeros estudios sobre su impacto  en el turismo, hoy he descubierto un modelo de negocio que puede cambiar para siempre la concepción del transporte de personas.

Un servicio de transporte de pasajeros realizado, sin piloto, gracias a la tecnología drone. ¿Puede ser el sustituto de los coches? ¿Veremos como nuestras azoteas se convierten en drone puertos?

Los helicópteros necesitaban una infraestructura mayor, un piloto con sus licencias y entiendo que el queroseno es caro. Por lo que veo en estos vehículos un gran potencial ecológico y turístico.

¿El tráfico en el cielo? La verdad que así a simple vista, suena raro…

Por lo pronto, me lo anoto para seguir su evolución.

Diego Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.