Para aquellos que no lo hayan visto todavía, el calendario del circuito mundial de surf WSL en 2018 será el siguiente:

Campeonato masculino  World Surf League (WSL) 2018:

Quiksilver Pro Gold Coast, Australia – 11 al 22 de marzo de 2018
Rip Curl Pro Bells Beach, Australia – 28 de marzo – 8 de abril de 2018
Margaret River Pro, Australia – 11 al 22 de abril de 2018
Oi Rio Pro, Brasil – 10 al 19 de mayo de 2018
Bali Pro, Indonesia – 27 de mayo – 9 de junio de 2018
Crown Open J-Bay, Sudáfrica – del 2 al 13 de julio de 2018
Tahiti Pro Teahupo’o, Tahiti – 10 al 21 de agosto de 2018
Surf Ranch Lemoore, California / EE. UU. 5 al 9 de septiembre de 2018
Quiksilver Pro France, Francia – del 3 al 14 de octubre de 2018
MEO Rip Curl Pro Portugal, Portugal – del 16 al 27 de octubre de 2018
Billabong Pipe Masters, Hawaii / EE. UU. – del 8 al 20 de diciembre de 2018

Campeonato Femenino World Surf League (WSL) 2018:

Roxy Pro Gold Coast, Australia – 11 al 22 de marzo de 2018
Playa Pro Bells para mujeres Rip Curl, Australia – 28 de marzo – 8 de abril de 2018
Margaret River Pro, Australia – 11 al 22 de abril de 2018
Oi Rio Pro, Brasil – 10 al 19 de mayo de 2018
Bali Pro, Indonesia – 27 de mayo – 9 de junio de 2018
Crown Open J-Bay, Sudáfrica – 10 al 17 de julio de 2018
Vans US Open of Surfing, EE. UU. – 30 de julio – 5 de agosto de 2018
Surf Ranch Lemoore, California / EE. UU. 5 al 9 de septiembre de 2018
Roxy Pro France, Francia – del 3 al 14 de octubre de 2018
Hawaii Women’s Pro, Hawaii / EE. UU. – del 25 de noviembre al 6 de diciembre de 2018

Son prácticamente las mismas pruebas, cambiando que los hombres van a Tahiti y las mujeres no, ese evento cambia por el US Open que en hombres es QS y CT para mujeres. Además en Portugal (entiendo que seguirá siendo Peniche) sólo habrá CT para hombres por lo que las mujeres tienen un total de 10 pruebas y los hombres 11.

¿Qué supone al circuito una prueba puntuable en una ola generada de manera artificial?

Surf Ranch Lemoore, California / EE. UU. 5 al 9 de septiembre de 2018.

Como no habrá problemas de swells, no hay  lay days, o incluso si hace falta se podrá surfear con focos, la duración del campeonato es la mitad que para el resto de pruebas del circuito.

Y ahora es el momento en que me pongo friki rescatando unas cosas que dije en 2015 en la tesis. En aquel momento ni existían piscinas con olas tubulares, ni se había confirmado la presencia del surf en los Juegos Olímpicos y mucho menos garantizado que fuese en la playa.

… el investigador considera que si el surf es elegido como deporte olímpico en 2016 para participar en Tokyo 2020 (…) esta competición necesitará de los surfistas actuales, los cuáles a día de hoy compiten en el océano (…)  razón que consecuentemente debería llevar a que la piscina de olas que se construya en Tokio para acoger la competición tenga el gran reto de producir unas condiciones de surf artificial que satisfagan a deportistas y al público especializado. (…)

Se tendrá que acostumbrar tanto al público tradicional como a los competidores para este nuevo escenario competitivo y, para lograrlo, el circuito mundial podría incluir alguna de sus pruebas en este tipo de recintos, como muy tarde en 2018-2020.

Si existiese un conflicto social (…) quizás no se haga un circuito mixto y se proponga una categoría diferente dentro del circuito, como sucede con el Big Wave Tour.

(El mundo sobre las olas. Diego Santos 2015)

Me arriesgué hace tres años que la WSL podría incluir pruebas en piscinas de olas en 2018 cuando no eran accionistas de la piscina de Kelly Slater.

Hoy en febrero de 2018, antes de que los surfistas digan lo perfecto que ha sido competir en la piscina de olas de Kelly Slater, me vuelvo a arriesgar y digo:

El surf en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 se celebrará en olas artificiales. 80% en una piscina de olas, 20% con alguna tecnología que genere olas en la playa.

Diego Santos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *