Aunque había estado varias veces antes, llevaba mucho tiempo con ganas de volver a Alcalá de Henares. Creo que hay destinos que merece la pena experimentar en diferentes etapas de la vida y este es uno de ellos. Nunca en las visitas anteriores había sido capaz de descubrir la esencia cultural de esta ciudad, ignorante de mi, no había dado la importancia que se merece a su universidad.

Libros, relatos y leyendas despertaron en mi una curiosidad que necesitaba experimentar. Pasear por Alcalá, sentir el frío acariciando mi cara y ser completamente consciente de que pisaba por donde tantos intelectuales habían pisado antes.

Era uno de Enero y no había visitas guiadas, pero igualmente fuimos a la puerta de la Universidad. Cerré los ojos y me trasladé a la Edad Media,imaginando que la multitud estaba en “la puerta de la gloria” esperándome para celebrar y festejar la hazaña de haberme convertido en doctor. Habría barriles de vino por doquier, traídos desde las Rías Baixas por un carro de bois. Es carruaje traería también corderos, cerdos y pavos. Como siempre había prometido. !Que no falte de nada¡

Y así sería, habría tantas provisiones, especialmente de vino que toda la ciudad estaría más borracha que el día de honrar a su patrón. Siempre hay en todos los pueblos, aquellos imposibles de tumbar bebiendo, para esos que siguiesen todavía de pie cuando el comercio y bebercio se hubiese terminado habría una pócima con los que porfin mandarlos a cama, un fin de fiesta con una pócima mágica, aguardiente de hierbas. Mi cara esbozaba una sonrisa, porque mi mente pensaba que todos recordarían el día en que un gallego hizo comer y beber a toda la ciudad hasta literalmente caer de culo.

Con un escalofrío, volví al mundo real contemporáneo. Seguimos paseando, redescubriendo la ciudad y como no, esgrimiendo la tesis de que Miguel de Cervantes, es en realidad gallego, no alcalaíno y como siempre que hablo de estas cosas, Laura además de burlarse de mi, rápido cambió de tema.

Diego Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.