Recientemente hemos visto algunas noticias en prensa sobre un nuevo canon para las escuelas de surf que ha impuesto Costas en la provincia de A Coruña y que hemos recogido en este artículo: Análisis del canon de las escuelas de surf en la provincia de A Coruña.

En este artículo no es tan concreto como el anterior y pretende dar una visión más general, tratando de aportar un pequeño punto de vista desde la Sociología del surf y la necesidad de planificar turísticamente.

El turismo de surf planificado es mucho más que regulación de las playas, si bien es cierto que esta constituye uno de sus ejes. Desde mi punto de vista, regular las playas no debería tener el único afán de recaudar, sino el de garantizar la sostenibilidad de las playas para todo tipo de usuarios y las normas que se desarrollen buscar una convivencia armoniosa. Para conseguirlo hay que hilar muy fino, ya que hay intereses contrapuestos, especialmente en verano.

Tenemos por un lado los tradicionales turistas de sol y playa que quieren bañarse tranquilos; y que con su aporte a nuestra economía muchas familias han salido adelante y lo seguirán haciendo en el futuro. ¿Le molesta a este turista tradicional que haya demasiados surfistas? Al turista hay que mimarlo. Por otro lado, tenemos a las escuelas de surf que dan servicios a aquellos visitantes de la playa que así lo requieren. Y hay que garantizar que cumplan unos mínimos como cualquier otra empresa que preste servicios turísticos. Además en la playa tenemos también a los surfistas libres y a los practicantes de todas aquellas otras actividades que pueden compartir el mismo espacio. Llámese otro tipo de deportes náuticos, pesqueros, etc.

¿Existe actualmente un problema con las escuelas de surf en las playas?

Algunas instituciones locales han empezado a regular “algunas cuestiones” sobre la presencia de escuelas en la playa. Sin embargo, lamentablemente éstas han respondido casi exclusivamente a limitar zonas de surf y concesión de explotación de la playa.

Desconozco cuál ha sido la asesoría para realizar según que acotaciones o concesiones, pero desde mi punto de vista se ha hecho bastante regular ya que se han hecho reglas generalistas y para bien o para mal, ni todas las playas, ni todos los días son iguales en Galicia. Ni es lógico que un Domingo de 30 grados de Agosto con la playa abarrotada de gente, se permita meter a cien niños en una misma sesión de clase; ni tampoco es normal que un Lunes de verano que llueve se limite a diez, porque así lo diga una norma.

¿Cómo se puede solucionar?

prohibido hacer surfPrimero con voluntad política, segundo con conocimiento. Estudiar cada caso concreto, playa por playa, teniendo reuniones con todos los agentes implicados, escuchándolos y proponiendo soluciones.

Como hemos dicho al principio de este post, se han impuesto unas tasas de 200 euros a las escuelas de surf de la provincia de A Coruña. No sé si esta es la solución, porque quizás han hecho un estudio y llegado a esta conclusión. Quizás este importe corresponde a una parte de lo que puede costar una regulación eficiente y garantizar unos servicios que mejoren la calidad de la experiencia de surf para los clientes de estas escuelas, como vestuarios, casetas multiusos, servicio de socorristas y de emergencias, garantizar agua en las duchas durante todo el año, y la tan necesaria presencia de Policía Local en los parkings con la proliferación de robos en los automóviles de los surfistas.

Desde mi humilde punto de vista, la solución tiene que ser la búsqueda de un equilibrio entre las normas y los usuarios del espacio, no sé si tienen que existir tasas o no, pero hay que trabajar en profesionalizar estos servicios garantizando la seguridad y el disfrute de todos los usuarios de las playas, sean surfistas o no.

Diego Santos

8 thoughts

    1. Nos referimos a que antes de poder hacer una análisis de la situación concreta, teníamos que recurrir a las fuentes y a veces esto no es tan sencillo y rápido. La idea que intentté plasmar en este artículo es que dentro de la planificación del turismo de surf, las escuelas son una parte, que se tienen que hacer más cosas. Pero que no se deben hacer normas generales, sino que desde mi punto de vista debe hacerse un análisis previo playa a playa y ofrecer una respuesta “ad-hoc” para cada una de ellas.

    2. Mil gracias, no lo había entendido. Disculpad por el error. Aunque uno revise varias veces siempre se cuelan errores, ya lo he corregido.

    1. Mil gracias, no lo había entendido. Disculpad por el error. Aunque uno revise varias veces siempre se cuelan errores. Y muchas gracias por tus palabras, se intenta ser objetivo, aunque como bien dices es un tema muy complicado.

      Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *