Estimada Maialen, ante todo quiero comenzar felicitándote por tu artículo, creo que es muy difícil escribir sobre sexismo siendo mujer, pero créeme que es más complicado hacerlo siendo hombre ya que cada palabra que decimos es examinada con lupa.

Me gusta tu estilo, eres directa con cierto toque ácido. Emulando tu estilo, también voy a ir por puntos:

1. Me incluyo en el grupo de los del cortocircuito ya que no apoyo que el ayuntamiento haya destinado 6.000€ más de lo inicialmente acordado para este evento por mucho que sea para equiparar los premios. No sé qué tiene de machista estar en contra de la banalización del uso del dinero público. Si la subvención eran 7.000€ para premios, entiendo que habría un contrato que estableciese una serie de condiciones para recibirlos. Si dicho contrato no hacían referencia a una equiparación de premios por categorías, podemos atribuir este error a muchas causas, pero desde luego no culpabilizaría a los habitantes de Laredo que religiosamente pagan sus impuestos, ya que han sido ellos quienes finalmente dejan de tener 3000€ del presupuesto municipal para, por ejemplo, sanidad.

Por si todavía no me he explicado bien, veo en esos 3000 euros un parche político y no una iniciativa que combata el sexismo. Y si eso me hace machista, asumo.

2. Afirmas:

Durante los últimos días, me he encontrado con opiniones más difíciles de ingerir que un bocadillo de galletas. En especial, llamó mi atención un sujeto que afirmaba “no ser machista” pero a la vez aseguraba que “un evento de surf normalmente no es un evento que se hace para promocionar la igualdad entre hombres y mujeres”. (Maialen Mangas, Mar Gruesa 2017)

Igual estoy demasiado acostumbrado al mundo académico, pero mis profesores cuando no ponía el autor de la cita me restaban un punto. Y sí, el sujeto soy yo. No te conozco, por lo que tengo ni idea sobre tu capacidad de ingestión de opiniones, pero desde mi ignorancia entiendo que un campeonato de surf se celebra como evento deportivo, te compro turístico, pero social estaremos de acuerdo que tampoco es. Igual estoy un poco perdido, pero no creo que promover la igualdad sea la finalidad principal que busca el Ayuntamiento de Laredo al celebrar esta competición. Lo que más gracia me hace es la descontextualización de estas palabras mías que entrecomillas, ya que el párrafo anterior podría servir a tus lectores para entender un poco mejor la idea que trato de trasmitir:

(si, hay alguna falta, tengo que releer más antes de publicar)

Siento de verdad ser un machirulo. Siento de verdad que el mundo esté tan atrasado en materia de género y que el heteropatriarcado rija nuestras vidas, pero la realidad es la que es y con algo de suerte evolucionaremos poco a poco, pero dudo que se consiga culpabilizando al hombre constantemente. En mi opinión muchas polémicas están consiguiendo el efecto contrario al que desearíamos todos, al menos a mi esto del género me cansa un poco, no sólo es la invernal, es cada día.

Recibe un cordial saludo.

Diego Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *