Es cierto que el bodyboard no está de moda, pero creo que en el artículo de Mister X en Cerza Salada se han pasado, y es normal que se hayan multiplicado las reacciones por parte de la comunidad corchera. Se dice que no hiere quién quiere, sino quién puede. Por eso más que indignado, me siento apenado.

Bodyboard es poesía

Hace un par de años tuve la fortuna de dar clases en los Cursos de Técnicos de la Federación Galega de Surf. La asignatura que tenía que impartir se llama “Habilidades del Bodyboard”. Tengo que reconocer que para mí era un tremendo orgullo poder contarles algunas cosillas a los futuros monitores. Era completamente consciente que la gran mayoría de ellos eran surfers y sólo estaban en la clase de Bodyboard porque era de las asignaturas obligatorias y querían el certificado que les habilitase para dar clases. Sin embargo, sin salirme de los contenidos de la programación del Nivel I, siempre traté de que mis clases no fueran iguales, e intenté meter siempre actualidad y reflexión en ellas. Uno que es sociólogo hasta cuándo duerme.

La clase siempre empezaba con la definición de Surf de la ISA y las diferentes modalidades que esta institución reconoce.  Después de estos apuntes teóricos, seguía este vídeo; Pipeline, durante la Expression Session de un campeonato,  en el que participaron los mejores riders de varias modalidades. Con este vídeo trataba, no sólo de dejar claro que ninguna está por encima de la otra, sino también el respeto que se tienen entre estos atletas:

Después de repasar un poco de historia de Bodyboard y de exponerles la importancia de la figura de Tom Morey en el mundo del surf; les comentaba que cuando estaba en Bali, los australianos fueron los que más me enseñaron sobre la evolución del bodyboard.

Entre cervezas me contaban que los primeros bodyboarders australianos o bien eran personajes que llegaban arrastrándose hasta el pico y no tenían ni idea de olas; o niños que se dedicaban a hacer el moñas en los días de verano.

Afirmaban que el bodyboard contemporáneo había evolucionado mucho y que la realidad era muy diferentes ahora; con bodyboarders que son grandes atletas y muy muy radicales. Como esa imagen todavía no ha llegado a España, ya que sigo percibiendo bastante menosprecio al corcho, escogí un vídeo que podría afectar al ego surfer.

Un tremendo vídeo de una sesión Tow Out con hugo Pinheiro y Vasco Ribeiro.

Al acabar de exponer los contenidos teóricos, siempre había evaluación. Un examen tipo test, y dos preguntas de opinión personal. ¿Cómo ves al Bodyboard como deporte? Analiza su presencia en la playa y en las escuelas… o algo así.

Mi objetivo era tratar de desestigmatizar el bodyboard e intentar que lo viesen con respeto que merecemos cuando compartimos olas y también como un complemento (para cierto tipo de alumnos que ni siquiera sabrán de su existencia) para las escuelas de surf en las que pronto trabajarían y dónde rara vez se ven.

Sin duda, si este año me tocase dar dichos cursos, pediría en el examen que analizasen el texto de Cerveza Salada que hoy está levantando tanto revuelo en las Redes Sociales y en la comunidad Bodyboarder.

Como persona vinculada con ese deporte

perfecto para niños, veraneantes, lesionados, discapacitados o simples personas que no quieren/pueden hacer el esfuerzo que requiere una tabla de surf.”   (Mister X, Cerveza Salada)

me siento frustrado al ver que todavía hay gente que puede pensar esto. Gente que tiene peso en el mundo de la playa, y a la que uno le atribuye la suficiente experiencia como para mostrar más criterio.

Para mi, hacer bodyboard en 2016 es como salir de fiesta y pedirse un cubata. En épocas de gin tonic con cardamomo, puede resultar poco trendy, pero dónde algunos podrían ver paletismo yo veo poesía de bar.

Te prometo que se me saltaban las lágrimas cada vez que llegaban chavales (a la escuela que colaboraba antaño) diciendo que querían aprender. La intención de estos niños era clara; ser como Carlitos y Pincho (conocidos cocheros de las Rías Baixas) no hacerse fotos para el Tinder.

Me hace ilusión recordar sus ojos cuándo hablaban de voladas, de los viajes que soñaban y cómo tenían hambre por descubrir un estilo de vida puro en contacto con la naturaleza. Con el romanticismo asceta del que no le interesa el dinero, porque nadie vive del bodyboard hoy.

Mister X, no soy nadie para contestarte, pero me voy a permitir hacerlo, no como corchero,  ya que soy malo, lo asumo y tengo la madurez suficiente para que no hieran tus palabras.

Como docente me apena lo que dices. He tratado siempre de crear personas antes que surfistas. Respeto por las preferencias, por los locales, por los demás surfistas, el medio y por la sociedad en general. Inculcar valores que nos lleven a una cordialidad a veces tan ausente en algunas playas.

Lo siento Mister X, pero para desde mi humilde opinión para ir “erguido” por la vida, hace falta mucho más que saber hacer surf.  

Diego Santos

Recuerda que estamos de Sorteo hasta el viernes. Si quieres ganar un fin de semana en Asturias, unas gafas de sol y unas camisetas…

www.mareasvivas.surf/sorteo

6 thoughts

    1. Muchas gracias por tus palabras Elmo!!! Me alegra un montón que te haya gustado!! Y muchas gracias por comentar!! Un fuerte abrazo. Diego

  1. Como estas diego,
    Mi nombre es Jose, y me pregunto si no hemos sacado las cosas de quicio, si no nos hemos vuelto hipersensibles…
    Es una columna satirica, vamos a pegarles dos tiros en la cabeza como a la gente de charlie hebdo?
    Creo que quien se ha molestado por este articulo esta en su derecho, pero quien ha llegado al punto al que se ha llegado, amenazarlos por carta y via telefónica, subir sus fotos a faceboock e insultarles como lo han hecho, creo que son peores que ellos, no hablo de la educación que les reclaman, hablo del ejemplo que dan a sus amigos, hijos, mujeres, novias…
    Tengo amigos Surfers y Bodyborders, y la verdad es que siempre nos hemos reído de lo que han escrito estos chicos en su web, la verdad es que es gracioso supongo que es por que ya tengo 45años, seguro que el proximo articulo hablara de los surfers de pegatina y eso tampoco me molestara…

    1. Hola Jose, primeramente muchas gracias por comentar.

      Desconocía el tema que comentas sobre las amenazas y como yo, supongo que somos muchos los que las condenamos, ya que la violencia sólo genera violencia y es, por desgracia, una de las mayores lacras a las que se enfrentan nuestras playas.

      Creo que estaremos de acuerdo en que vivimos un momento de una hipercompetitividad adsurda en la que se pierde toda la esencia del surf que tantas veces se nos llena la boca… libertad, naturaleza, estilo de vida despreocupado y de eterna sonrisa… todo muy bonito para el marketing empresarial, hasta que te amargan el baño por estar “fuera de tu playa” o “viajar solo” y meterte en un pico dominado por cuatro personas con carácter que te dejan claro que no eres bienvenido, y ahí la cosa cambia. Respeto a los locales sobremanera, pero no me gusta que me amenacen o me amarguen un baño…

      Por supuesto que no voy a hacer que algunas malas experiencias emborronen las buenas que son más numerosas. Para mí,este artículo no es más que un reflejo de una actitud que se ve en la playa, plasmada en un artículo firmado con un pseudónimo… en sus palabras vi un talante de superioridad y una falta de respeto que no roza, sino que sobrepasa, el mal gusto. Quizás la línea entre la sátira y la ofensa es tan fina que necesita mucha mano izquierda tanto por el que escribe como por el que lee. Pero meterse con discapacitados y con los corcheros de manera tan fea, ha sido, cuanto menos desafortunado.

      Creo que como todo en la vida, las cosas no son blancas ni negras. Todos sabemos el estilo de de Cerveza Salada y por eso muchos somos seguidores y lectores y seguiremos leyéndolos, pero creo que este caso se ha regado fuera del tiesto y alguna gente se ha sentido herida. No creo que sea grave, se ha pedido perdón y la gran mayoría ha aceptado las disculpas. Algún meme he visto por facebook y me ha parecido gracioso que se combatan las disputas con humor.

      Sólo espero que esto, al menos, haya servido para que la comunidad buguera reivindique su lugar en la playa y el respeto que merece siempre.

      A modo de reflexión final, decir que mi texto ha tratado de ejemplificar que no podemos tratar a la ligera actitudes de desprecio y superioridad en la playa, en la escuela o en el trabajo.

      Reitero mi agradecimiento por que te hayas pasado! Diego

  2. Creo que no hace falta añadir mucho más, me siento totalmente identificada con las palabras de Diego tanto en el post como en éste último comentario.
    Totalmente de acuerdo ¡¡¡

    NO TODO VALE ¡¡¡

    1. Muchas Gracias Vera por tu mensaje y por tus palabras, siento haber tardado en responder, pero el Lunes era festivo y estaba fuera y luego se me pasó!!

      Un abrazo enorme!!

      Diego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *