La realidad es que sabemos muy poco de Australia y es bastante normal ya que se encuentra casi en nuestras antípodas. Hasta hace relativamente poco no nos unía ni un vuelo directo (no había capacidad técnica que garantizase poder hacerlo con las normas que impone la navegación aérea internacional).

Si tratamos de pensar en su historia, sabemos que estuvieron muchos años bajo el yugo británico, que allí mandaban a sus convictos y que la reina Isabel II es su reina también (y de Nueva Zelanda).

Muchas veces nos olvidamos que había vida antes del colonialismo ya que tenemos una visión eurocentrista de la vida. Australia no era una tierra inhabitada, sino que había unos individuos (pocos, ya que aún hoy es un país con una densidad de población muy baja) que hacían su vida. De hecho deberían de ser bastante fuertes para poder sobrevivir a todas las adversidades biológicas que hay en Australia.

Estudiando a los aborígenes australianos, su persecución, aislamiento y actual “integración” en la sociedad colonizadora, comprendí que algunas comunidades compartían muchas características con las sociedades polinesias (si, a veces soy muy lento en extraer conclusiones), lo que me llevó a preguntarme si habría alguna tribu o comunidad que practicase surf.

Una tremenda sorpresa no ha sido sólo encontrarme los campeonatos de surf para aborígenes que realizan a día de hoy, ni que algunos de ellos sean surfistas profesionales.

Para mi ha sido increíble encontrar que no soy el único friki del mundo investigando sobre la historia del surf y de los surfistas. Me siento afortunado al haber encontrado que un historiador abre una hipótesis sobre el nacimiento del surf.

Si te interesa el tema, este señor ha escritor profundiza en este tema en su libro: Saltwater People of the Broken Bays by John Ogden, Cyclops Press

Diego Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.